GLEN FRANCISCAN 12 AÑOS

Producido en pequeñas cantidades, con las más selectas materias primas y reposadas durante 12 años en barricas de roble, Glen Franciscan Single Malt, es uno de los exponentes del auténtico whisky escocés.

Fabricado en una de las pocas destilerías que aún son independientes, cada botella de este whisky añejo de malta es un auténtico producto de lujo en el que se unen las características que aporta el agua de la zona, procedentes del río Tromie, y la cebada local, cuidadosamente seleccionada.

El resultado es un producto que roza la perfección y que se ofrece al público embotellado en un bonito decantador de cristal. Un producto muy valorado por los entendidos, un auténtico licor de lujo, es un whisky excepcional.

Productos relacionados